viernes, 23 de julio de 2010

Para Seguir Creyendo

Creo que ya hay bases para creer en algo. No precisamente un Dios, pero razones para empezar a forjar esa fe ya hay. Ya ganamos dos partidos y aunque eso no es lo más de lo más, sin son motivos para empezar a creer.

Otero ha demostrado en muestra no representativa, que sabe leer los partidos, que sabe mover el banco y que es capaz de revertir situaciones difíciles. Frente a Centauros, el partido estaba complicado, se hicieron los cambios y llegaron los goles. Contra Medellín igual.

Y ahora nos toca uno de los equipos que más generan ansiedad en la hinchada cardenal. El equipo que no es verde de Cali y al parecer no es de ningún lado porque en ningún lado lo quieren. Estamos a tres horas del estadio de Girardot, espero que la mayoría de hinchas cardenales podamos asisitir a ese partido y alentar al rojo. Y es que el partido que nos jugamos tiene varios motivos para meterle chispa a la llama. Gabriel Fernández jugador que vivió las duras y las maduras frente a Santa Fe será de la partida. Viejos Santafereños estarán del lado oscuro de la fuerza, Suárez será parte del banco de suplentes.

El partido será a las 5:45 de la tarde, ya el calor ha bajado en la ciudad Cundinamarqueza, es una oportunidad para ir a sacar a la prioma coqueta de paseo y hacerle "la prueba del agua". Para los que tienen novia, amante, etc... la oportunidad de sacar a la chica de paseo! Vamos todos a alentar al León!

El equipo que saldrá a la cancha será el mismo que venció al Medellín en Bogotá. Julio; Bernal, González, Valdés, Noguera; Anchico, Torres, Mario y Seijas; Pérez y Salazar. Ese equipo me gsuta y lo mejor es que el esquema permite facilidades en la variación táctica, como se demostró el sábado pasado.

La nómina de suplentes no la tengo confirmada. Pero supongo que serán prácticamente los mismos también. Si alguien la puede compartir buenísimo.

Me ha gustado la estrategia de Otero de entrenar constantemente a puerta cerrada y no dejar entrar tanta gente a los entrenamientos. Esto quita presión, concentra a los jugadores y evita que el cabeza de rodilla y demás "rompequipos" dejen de inventar tanta cosa que hay por ahí.

Otero en entrevistas esta semana manisfestó que está muy contento no solo en el equipo si no en la forma en que la hinchada despidió el equipo. Apoyémoslo, los beneficiados seremos nosotros mismos.

Así que señores, otro partido más, otro clásico más, otro partido que no se puede perder, pues como lo he manifestado en ocasiones anteriores, prefiero perder con otros que con los caleños. Para mí este partido es el de el verdadero honor. No obstante, toda esta rivalidad deportiva debe quedar en la cancha, vivamos este partido en paz, ayudemos a que los caleños vuelvan a ser recibidos en algún lugar del país.

Con la Santa Fe puesta en que tengo un buen pálpito me despido.

Vamos León!!!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja Plazas como es la prueba del Agua?

Arriba Rojo!!

Javier del leon dijo...

Para Anónimo.....la prueba del agua es meterla en un vestido de baño a ver si pasa la prueba o es mejor dejarla vestidita en Bogotá.

Compato 100% las apreciaciones de Plazas, hay que apoyar, seguir ahí, no estamos diciendo que somos campeones, pero como el que gana es el que goza, pues gocemos mientras ganemos.

Con toda la fé puesta en una victoria cardenal el domingo me despido.

Daniel Camacho: será que armamos paseo........

Anónimo dijo...

Sera que alguien se le mide a organizar el paseo, estare pendiente x si acaso

sydvicius dijo...

buenisimo plazas. Excelente su apreciacion acerca del rival, nadie los quiere (especialmente nosotros), indiscutilemente representan el lado oscuro de la fuerza y por encima de todo nos deben unas cuantas mas bien muchas. Todos a girardot santa fe es LOCAL y es el UNICO ROJO, el diablo que se vaya con el rabo entre las piernas para el infierno o para la mismisima shit. Eso si sin violencia, a punta de aguante se les puede demostrar que no existen y que son de la B

Daniel C dijo...

Javi, no sea así con Cris, en yeso a 37 grados??? jajjajaja